Anunciantes en pie de guerra contra Firefox 22

Cookies
De galletas va la cosa…

El popular navegador de Mozilla no para de innovar y hacer pequeños cambios, y en su versión 22 no iba a ser menos. Según comunicaron, en esta versión modificarán la manera en la que hasta ahora Firefox manejaba las cookies, y es que bloquearán las cookies de terceros con una excepción, permitirá las cookies de terceros siempre que el usuario haya visitado esos sitios antes.

Las cookies son utilizadas para que los servidores guarden información sobre un usuario en su equipo, y más concretamente en el navegador web. Sus usos principales son los de mantener la sesión activa que tengamos abierta en una página web, sin tener que iniciar sesión o loguearnos cada vez que refrescamos la página o nos movemos por sus secciones. Otro uso, y es el que nos compete, es el de conseguir información sobre los hábitos de navegación del usuario guardándolo en las cookies del navegador del usuario y pudiendo ser éstas consultadas posteriormente por las partes interesadas sacando información sobre el usuario. Son éstas últimas la que se pueden llamar “cookies de terceros” ya que no son cookies pertenecientes a la página que se está visitando, si no pertenecientes a otras páginas o servidores los cuales normalmente albergan publicidad, eso sí consentida por el webmaster de la página que estemos visitando.

Pues bien, con esta medida lo que pretende Mozilla es limitar (que no eliminar) esas cookies de terceros tan problemáticas y que tantos debates han protagonizado, dejando que se almacenen solo las cookies de terceros de los servicios o páginas que el usuario haya visitado con anterioridad, presuponiendo Firefox que el usuario, al haber visitado dicho servicio con anterioridad, confía o da permiso para que se almacenen datos de dicho servicio.

Todo esto parece bueno para ambas partes, ya que se queda en un punto medio bastante lógico protegiendo por un lado la privacidad del usuario pero sin pasar al extremo de Safari de bloquear por defecto todas las cookies de terceros sin excepción alguna. Pues bien, los anunciantes y más concretamente la asociación IAB, los cuales son los principales beneficiarios de este tipo de cookies, no les ha sentado nada bien la decisión de Mozilla y no han sido pocas las protestas de éstos alegando que esta medida puede afectar gravemente al pequeño negocio, el cual a través de estas cookies intenta hacer llegar su publicidad a audiencias más específicas.

En mi opinión, y para empezar, no creo que el IAB (Interactive Advertising Bureau) (al igual que casi todas las asociaciones) represente precisamente a los pequeños negocios montados en Internet como para excusarse utilizando a éstos como escudo y como principal argumento contra esta medida de Mozilla.

Además y más importante, creo que se olvidan de la privacidad del usuario, como en muchas otras ocasiones, la cual esta continuamente violada. Hay que saber muy bien la frontera entre la privacidad y la publicidad, ambos igualmente legítimos, pero, en mi opinión, con clara prioridad hacia esa gran olvidada que es la privacidad y más en la actualidad.

Por mi parte me gusta la decisión que ha tomado Mozilla con cómo Firefox manejará las cookies de terceros, protegiendo la privacidad del usuario pero sin llegar a “ahogar” a los servicios de publicidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s