Caché DNS, el aliado de los fisgones

La caché de DNS a veces juega malas pasadas…

Todos, alguna que otra vez hemos borrado el historial de navegación en Windows creyendo que habíamos borrado todos los rastros. Pues lamento deciros que no es así, aún queda coleando la caché de la DNS.

La caché de la DNS es la función que tiene Windows de guardar las peticiones tanto positivas como negativas hacia las DNS´s. Y digo positivas y negativas ya que almacena tanto las peticiones DNS Lookup en las que tuvo éxito como las que no. Estas últimas pueden suponer un problema, ya que al ser guardadas, Windows cogerá los datos de esa petición fallida y aún estando la página web operativa, Windows nos dirá que no está disponible mostrándonos un mensaje de error “DNS ERROR!”.

Además de los errores que pueda provocar esta caché, puede ocurrir que en casa tengamos algún que otro fisgón y acceda a la cache de DNS para ver nuestro rastro de navegación.

Visto esto creo que queda claro que lo mejor es que de vez en cuándo borremos esta caché. Programas como CCleaner ya lo hacen, pero si borramos a mano posiblemente este paso lo saltaremos debido al desconocimiento. Sigue leyendo

Anuncios